martes, 19 de agosto de 2008

Dulce

Te debo una, aunque no lo sepas, te debo una.
Por la manos y las risas, los minutos de albores, los segundos de ilusiones.
Por los bailes y los hombros y los gestos que me echaste esa tarde en que te ame en el bosque de tus manos.
No te asustes niña mía, mi amor mudo queda aquí, acariciando a la esperanza de verte sonreír.
Tu inocencia es como un ave que me lleva hacia un jazmín que responde solo a tu nombre, que responde solo en ti.
Y recuerdo esa noche en que escapamos de la clase y mis labios inocentes estremeciendo y engañando toda duda sobre mi.
Fue tan loco aquel tiempo, amarte en albedrío y casi no saber de ti.
Hoy te recuerdo como un ángel que cayo para darme la razón de que nada es para siempre, siempre llega alguien, y ese alguien fuiste vos.
Claro que te debo una, por hacerme sonreír, por crearme un nuevo mundo cuando todo era febril.
Gracias nena por llamarme, gracias DULCE por venir.

2 comentarios:

Sebas dijo...

Lo prometido es deuda, aunque no es una gran noche... un beso sweet

Carito! dijo...

Sebassssssss... m encanto lo q escribist.Muchas Gracias por escribir sobre cosas q hicimos juntos.Ayer m mori d risa cuando hablabamos pero hoy tiene un toque especial, mas sentimental no c, mas como q rima =P (na ni en pedo rima)no entiendo nada d poesia... jaja igual esta requete lindo!
Te felicito por el blog...
Segui asi conquistando gent =D

bueno no quiero hacer tipo despedida, porq t voy a seguir hablando y apart no m voy a ningun lado...
no c como terminar jajaj
soy un desastre

t quiero
chauchi

pd:ahora si tiene pinta d pergamino, no?¿?¿ q opinas?¿?

jajaja

Muaaaaaa

mmmm...

t cuento un chist?¿?¿

no m acuerdo ninguno =(

bueno m fui...