sábado, 27 de septiembre de 2008

LA PALABRA

Llegado al punto máximo, los amores perdidos, los consejos mal dados.
Todo sueño tiene fin, llega despacio el sinsabor de los colores que tiñeron de negro azabache las ventanas de un paraíso sin huellas, cada vez mas pequeño.
Si la piedad fuera mi amiga quizás aun seguirían vivos.
En la espalda de un demonio esta tatuada mi palabra trazo grueso con relieves, gris comarca de ilusiones.
No me veas como a quien has llorado o has amado, dame solo sensatez no me escuches cuando hablo. Si es que busco rima, el consejo y mis manos, niña quiero yo de ti que me entiendas cuando canto.
De la ira hacia la calma, de los golpes a los abrazos, este cuerpo tan delgado ya no puedo soportarlo, quédate un minuto así en silencio sin mostrarnos ese odio que llamo algún guía de los malos, niña quiero yo de ti que me entiendas cuando hablo.
Y ahora si, llegado al punto final, niña mía ven aquí, no vaciles si no traigo esas flores que te di aquel día inesperado. Quédate silente así y deja que la lluvia gris de el sonido de tus labios.

5 comentarios:

Alatriste dijo...

¡Qué bonito, amigo!
Que tus sueños jamás lleguen a su fin y que no te alcance el vértigo ni el silencio.
Un placer leerte de nuevo. Eres todo romanticismo.
Cuídate.

difistinto dijo...

PRECIOSO ESCRITO

BESOS


MON

Sara dijo...

Gracias, Sebas, por tus palabras y tus ánimos.
Siempre supe del valor de los días grises y lluviosos, y sé que antes o después, estos pasarán, lo que no sé es si lograré sobrevivir a ellos.
El trabajo me oprime hasta el punto de no dejarme respirar, y no encuentro el momento de poder dedicar unos instantes tan sólo a mi y a los que quiero.
Pero sé que vendrán días peores, me estoy preparando para ello.
Y quizás, después, también lleguen días soledados.
Un beso,

Agustina dijo...

Las palabras, apenas escritas, me buscan el corazón. Eso escribía la poeta Alejandra Pizarnik, y hay algo en ella, en sus palabras, una tensión que nunca puede explicarse. Hay un amor por las palabras que agota otros lenguajes a los que uno puede recurrir si no puede la mano dejarlo escrito. Y ver que usted puede llegar a decirlo, a confesarse, eso me alivia. Me alivia como quien baja de un terreno imposible, de haberse combatido con las palabras y llega hasta un texto cargado de aquello que uno quisiera haber dicho, que casi fue escrito.

Es bueno encontrarse por acá con palabras familiares, con gente que puede decir de ese modo, contarlo...

Un saludo.

evee dijo...

vidaa:
aunque see que no soi la mujer con la cual soñabas tener una familiaa quiero que sepas que soi la mujer quue mas tee amaa i creo que nadiie podria amartee de la manera que yo lo hagoo..!!!
amoorr creo que no tengo palabras para agradecerte todo lo que haces por mi,i por que la pareja siga biienn....


amor gracias por estos 6 hermosos mesess de felicidad...



tee amoo_**