lunes, 22 de septiembre de 2008

Y Ahora Vienes

Si tú supieras cuantas veces he llorado en tu ausencia, el cristal de tus manos, mi voz guerrillera de canto, de pena.
Por cada momento, por cada abrazo de luna y tu piel y mi piel.
De vez en cuando te extraño y por momentos te vienes a mi cuerpo como huracán enfurecido y te maldigo.
Las propinas del amor, ese mendigo, que imploro tanto por unos segundo de besos vespertinos y llenaban mis días, mis mundos.
Y ahora preguntas si te he extrañado, cuantas veces te he llorado y si hable de ti.
Y ahora pretendes que traiga manos, esperanza y que diga que nada a pasado.
Tu, causa de mis suspiros ahogados de llantos
Tú, me mantenías centinela de un sueño que jamás cumplirías, que jamás creeré posible.
Y ahora vienes por mí desesperadamente a decir que te has equivocado con tu amor como alegato, que todo sea como antes, que vuelva a ser ese amante que solo pensó en ti.
Y ahora vienes y crees que caeré nuevamente en tus brazos malhechores demoledores de ilusiones, crees que tu blasfemia enriquecida de belleza asesina llegara a mí y volveré a caer en los brazos de la mujer que me dejo rodeado de muertos recuerdos que ya tire desde el balcón.

3 comentarios:

Fuimoseternos dijo...

No te confundas: ella es la asesina...

My dijo...

seguramente todas la veces que lloraste te sirvieron para dar ahora ese portazo, te harán de escudo esas lágrimas y el recuerdo y el dolor no te dejarán mirar atrás.

creo que es de ser 'malvados' alimentar la esperanza de alguien que sigue luchando por un sueño que la otra persona considera ya como imposible.

mucha fuerza y mucho ánimo.

un abrazo..

Alatriste dijo...

Existen unas instrucciones para salvar el odio eternamente, no sé si las conocerás. Además Fuimoseternos y My ya te han dado la receta. Son personas maravillosas, así que sigue sus consejos. Mucho ánimo y te deseo lo mejor. Un abrazo.