lunes, 6 de agosto de 2012

PENSANDO EN TI


Cierro los ojos y maldigo al silencio, me espanto en tu recuerdo y lloro, cansado, temeroso de caer al vacio y no volver a rozar el Olimpo eterno de tu abrazo. 

Maldigo los relojes esperando tu respuesta y solo escucho el tibio latido de mi alma haciendo eco con tu nombre y por fin me duermo, siempre pensando en ti.

Te busco en las calles donde nunca te vi, repaso los momentos en que te ame, te busco y te busco y siempre quedo aquí, tan solo, vacío  sabiendo que nuevamente no estarás aquí.

Cierro los ojos, estiro mi cuerpo y en cada vertebra suena tu voz, hasta en los latidos agitados de esa noche en la que te cante esa canción, esa noche imborrable en la que te ame.

Y siempre estoy aquí, como lo supuse cuando te conocí, pensando en cada uno de tus pasos, en donde sueño en que vengas a nuestra guarida donde nos escondimos.

Y siempre estoy aquí, como te lo dije cuando te conocí; pensando en ti.

1 comentario:

P dijo...

Gracias por tu visita. Precioso recuerdo, preciosas palabras, sentimientos a flor de piel en la soledad de la oscuridad del no saber.
Un abrazo.