jueves, 30 de octubre de 2008

Poema

Tuve la razón por la cual odiarte
y el destino no reparo tu presente.

No soy más q el corcel de tus zapatos.
me viste reír y llorar por ti y aun así
jamás te imaginaste que perderías todo.

Desde el olimpo de tu abrazo y la sencillez de tu cuerpo
hasta la despedidas virtuosas y lo malos consejos.

Me quedas tú y mi vida no es mas que solo el recuerdo
de un nombre con frases, mentiras y el cielo.

Que jamás te olvidare no lo puedo digerir,
que mi cuerpo tirita y mi boca tomo la forma del cigarro

Que solo eres tú la razón por la cual hablo
y que jamás seremos eternos si no estas aquí a mi lado.

5 comentarios:

campanilla dijo...

Sebas, es un privilegio para mí k entraras en mi corazón, gracias por ello. es myu grande seguro k tú también cabes en él. Menudos poemas he leido por aki, me han erizado la piel.
Sigue así son preciosos. un besito fuerte y ya sabes donde estoy cuando te apetezca.

Emilia dijo...

Hola!

Mil gracias por tu visita...


espero poder recorrer con más tiempo lo que hay por acá!

Saludos!

My dijo...

"y mi vida no es mas que solo el recuerdo
de un nombre con frases, mentiras y el cielo."

te leo despacio.. digiriendo cada frase.. saboreando cada palabra.. como si pudiese sentir que se empapan con el calor de tus labios.

me detengo en cada coma, y repaso otros versos de nuevo.

que bonito es siempre.. regresar a ti.

un abrazo..

Bagu dijo...

Que lindo el poema. Lo leí, y me encantó. Triste, si, pero muy lindo.
Un beso.

Fuimoseternos dijo...

Yo me quedo con la última frase. Los finales a veces dan sentido (a veces hacen que lo pierdan todo).
Saludos